Rosetta

(miércoles, 12 de noviembre)

Rosetta es una misión diseñada por la Agencia Espacial Europea (ESA), con el objetivo, por primera vez en la historia de la humanidad, de orbitar y aterrizar sobre un cometa. La ESA proporciona toda la información relevante sobre este tema a través de sus diferentes webs

¿Por qué aterrizar sobre un cometa? Los cometas son los objetos más primitivos del Sistema Solar, y por tanto llevan consigo información esencial sobre nuestros orígenes. Su composición química se ha mantenido prácticamente inalterada desde su formación, por lo que reflejan la composición de nuestro Sistema Solar cuando aún era muy joven, hace más de 4600 millones de años. Al ponerse en órbita en torno al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y al aterrizar en él, Rosetta nos permitirá reconstruir la historia de nuestra región en el Espacio.

Rosetta también nos ayudará a descubrir si los cometas intervinieron en la formación de vida en la Tierra. Los cometas transportan moléculas orgánicas complejas, que trajeron a la Tierra a través de numerosos impactos, y que quizás hayan tenido alguna función en el origen de la vida. Además, los elementos ligeros y volátiles que transportan los cometas también podría haber jugado un papel importante en la formación de los océanos y de la atmósfera de la Tierra.

¿Y por qué el 67P Churyumov-Gerasimenko? Por cierto, ¿de dónde viene el nombre? Tenía que ser un cometa que siguiera una trayectoria orbital cerca del plano de la eclíptica, para que fuera más fácil de lograr un aterrizaje prolongado. Por otra parte, el vuelo del cometa en el Sistema Solar interior tenía que coincidir con la línea de tiempo de la misión Rosetta, para que ambos llegaran al lugar correcto en el momento adecuado para la cita histórica. En un primer momento, el elegido para la gran cita fue el cometa periódico 46P / Wirtanen, pero el lanzamiento de la nave Rosetta se retrasó, por lo que hubo que buscar otro cometa; otro asiduo visitante del Sistema Solar interior, 67P / Churyumov-Gerasimenko, fue seleccionado como el sustituto adecuado.

Al igual que todos los cometas, Churyumov-Gerasimenko lleva el nombre de sus descubridores. Se observó por primera vez en 1969, cuando varios astrónomos de Kiev visitaron el Instituto de Astrofísica de Alma-Ata en Kazajstán para llevar a cabo un estudio de los cometas.

El 20 de septiembre, Klim Churyumov estaba examinando una fotografía del cometa 32P / Comas Solá, tomada por Svetlana Gerasimenko, cuando notó otro objeto similar a los cometas. Después de regresar a Kiev, estudió la placa con mucho cuidado y con el tiempo se dio cuenta de que, efectivamente, habían descubierto un nuevo cometa. 

Klim_Churyumov_y_Svetlana_Gerasimenko-300x184

El cometa 67P es uno de los numerosos cometas de periodo corto que tienen periodos orbitales de menos de 20 años. Desde sus órbitas son controlados por la gravedad de Júpiter, por lo que también se les llaman los cometas de la familia Júpiter.

Estos cometas de corto período pueden proceder del Cinturón de Kuiper, un gran depósito de pequeños cuerpos helados situados justo más allá de Neptuno. Como resultado de colisiones o perturbaciones gravitacionales, algunos de estos objetos helados son expulsados ​​del cinturón de Kuiper y caen hacia el Sol.

Cuando cruzan la órbita de Júpiter, los cometas interaccionan gravitacionalmente con el enorme planeta. Sus órbitas cambian gradualmente como resultado de estas interacciones hasta que son finalmente expulsados ​​del sistema solar, o chocan con otro planeta, o con el Sol.

rostt-comet--300x110

La nave Rosetta  se lanzó finalmente en marzo de 2004. Está compuesta por el módulo orbitador, que lleva 11 experimentos científicos, y por un módulo de aterrizaje, llamado Philae, que lleva 10 experimentos más, con los que se desarrollará el estudio más detallado jamás realizado sobre un cometa.

Rosetta tiene previsto desprenderse de su módulo de aterrizaje mañana, 12 de noviembre, sobre las 10 de la mañana (hora peninsular española, a la que recibiremos la señal). A esa hora, el módulo caerá en caida libre, por lo que una vez que empiece el descenso no se podrá corregir la trayectoria. Durante el descenso, Philae sacará fotos y llevará a cabo experimentos científicos, tomando muestras del polvo, gas y del entorno del plasma próximo al cometa. Se ha calculado que el descenso dura unas 7 horas, por lo que a las 5 de la tarde está previsto que los arpones de Philae se enganchen a la superficie del cometa. Tanto si consigue agarrarse al cometa como si no, la misión es ya un éxito.

Fuente: Agencia Espacial Europea